Sobre la Bioenergética.

La bioenergética que aplicamos se basa en análisis del Carácter de Reich cuya idea fundamental es que el carácter del paciente se convierte en su principal resistencia, una estructura rígida que se repite una y otra vez como reacción y a la que nos identificamos con tanta fuerza que dejamos de SER para sólo ser esas defensas.

Observamos que el CÓMO tiene mayor importancia que lo relatado por el paciente, el modo de expresión, no miente nunca. Reich en su obra “Análisis del carácter” denomina a estas manifestaciones del cómo siempre corporal, “coraza caracterial”.

Reich describe la salud como la capacidad de entregarse sin inhibiciones ni bloqueos, en oposición a la angustia y al espasmo que afecta a la relación completa del individuo consigo mismo y con el otro. En definitiva, la salud es, la capacidad de amar.

La terapia consiste en disolver la coraza y hacer que vuelvan a circular las emociones que se habían solidificado, hacer que aquello que es rígido pueda ser moldeable restaurando la capacidad de ser espontáneo y no desde el cambio de una estructura por otra, sino, desde nuestro autoconocimiento hacer uso o no de esta capacidad defensiva. Como decía Gurdjieff, cuando una máquina se conoce a sí misma se hace responsable de sus actos y ya no puede llamarse máquina.